Eres mamá, acostúmbrate a…

[ad_1]

Una vez supe que sería madre inicie un proceso de recopilación de datos de cosas que en esta transición debía acostumbrarme a hacer o a dejar de hacer. En esta ocasión deseo compartirla contigo, invitándote a extender conmigo esta lista, si ves que algo se me ha quedado por fuera por favor añádelo en los comentarios.

Ver más: Primeros cuidados del bebé – Visitas

Voy a dividir esta lista en dos, el periodo del embarazo y con el bebé en brazos.

Si estas embarazada acostúmbrate a:

  • Personas queriendo tocarte la barriga.
  • Personas adivinando el sexo del bebé.
  • Lluvia de consejos y advertencias por todos lados.
  • Si fumabas, dejar de hacerlo.
  • Las ganas de orinar eternas.
  • La sed a cada instante.
  • La bipolaridad al máximo nivel.
  • La percepción de temperaturas super alejadas de la realidad.
  • El calor eterno.
  • Desarrollar super poderes, escuchas más, hueles todo, entre otros.
  • Olvidarte de los tacones.
  • Tener que controlar lo que comes y comer cada 3 horas.
  • Cargar bolsas por si vomitas.
  • Cargar snacks encima por si te da hambre.
  • Los dolores de espalda.
  • Pararte en medio de la noche a orinar, tomar agua o/y comer.
  • Tener sueño siempre, sentirte cansada.
  • No poder dormir boca abajo.
  • Usar protectores diarios 24/7.
  • Los dolores de cabeza.
  • Poder tomar solo acetaminofén para el malestar que tengas.
  • Agarrarle amor o apatía a alguna comida u olor.

Si estas con tu bebé acostúmbrate a:

  • Salir horas antes tomando en cuenta todos los contratiempos posibles para llegar a tiempo a los lugares.
  • Estar “Enchercherada”.
  • Usar recordatorios, horarios y agendas para cubrir todo lo que debes hacer durante el día.
  • No tener tiempo para nada si no lo agendas.
  • El proceso de cambio 24/7.
  • Personas extrañas queriendo tocar a tu bebé y haciéndote preguntas sobre él.
  • El super poder de padres de dormir profundamente, pero con un oído agudo por si se mueve, se para o hace algún tipo de ruido.
  • Seguir comiendo sano.
  • El super poder de no moverte cuando duerme contigo.
  • Seguir sin fumar.
  • Que sigan los dolores de espalda.
  • Desarrollar fuerza en los brazos.
  • Tener la casa desordenada.
  • Tener ropa extra en la maleta por si te ensucian, vomitan o babean.
  • Doblar ropita chiquita.
  • Asustarte por todo.
  • Los sueños interrumpidos.
  • Ser una investigadora para saber todo lo que le puede pasar a tu bebé.
  • Conocerte todas las canciones de bebes.
  • Conocerte todos los programas y canciones de las programaciones infantiles.
  • Pasar a segundo plano sea donde sea que llegues.
  • Pensar en las necesidades de tu bebé antes que de las tuyas.
  • Reír todos los días.
  • Escoger más de un guardarropa.
  • Ir de shopping por dos.
  • Querer llamar al pediatra por todo.
  • Que nada te quede, o muy chico o muy grande.

Gracias por leerme, te agradecería mucho si dejas tus comentarios de experiencias y punto de vista.

Por último, te exhorto a consultar con tu médico cada punto sugerido, subrayando que el seguir alguna de las recomendaciones indicadas será únicamente bajo discreción propia.

Por Khaly Verdurmen – fundadora del Club Mummy´s Tips

[ad_2]

Fuente: Malltv