El Tribunal Supremo revierte el fallo y devuelve su competencia a la Asamblea

[ad_1]

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela revirtió este sábado 1 de abril su decisión de asumir las funciones del Parlamento de amplia mayoría opositora, anunció la corte.

La medida fue derogada de oficio tras un acuerdo entre los poderes públicos -excepto el Legislativo- agrupados en el Consejo de Defensa, cuyos representantes se reunieron hasta la madrugada de este sábado convocados por el presidente Nicolás Maduro. El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, se negó a acudir alegando que Maduro es “responsable del quebrantamiento del orden constitucional” y no podía “pretender ahora ser mediador”.

A la cita tampoco concurrió la fiscal general Luisa Ortega -que el viernes denunció que los fallos del TSJ suponían una “ruptura del orden constitucional”-, pero según Maduro hubo “conversaciones” con ella durante el Consejo de Defensa.

El TSJ también suprimió el contenido de otro fallo en el que retiró la inmunidad a los parlamentarios. “En lo que respecta a la inmunidad parlamentaria. Se suprime dicho contenido”, indica la decisión.

El diario venezolano El Nacional también reportó que “el Ejecutivo todavía puede constituir empresas mixtas sin la autorización de la Asamblea Nacional y este poder no podrá modificar las condiciones propuestas ni establecer otras condiciones. Además, sobre la base del Estado de Excepción el jefe de Estado podrá modificar, mediante reforma, la ley de Hidrocarburos”.

[ad_2]

Fuente: La Prensa