El ‘trap’ se mete poco a poco en Panamá

[ad_1]

En la década de los 90, en el sur de Estados Unidos, un grupo de raperos decidieron mezclar la electrónica y el hip hop, creando de esta forma el “trap”, género que fue revivido entre 2000 y 2010 por artistas boricuas como Arcángel, De La Ghetto y Nicky Jam.

Sin embargo, a finales del 2015 y todo el 2016, nuevamente los boricuas, al igual que colombianos y artistas de República Dominicana, deciden echarle leña al fuego del “trap”, aunque hay que dejar claro que es un género que no es del agrado del público ni de muchos artistas internacionales, que lo han criticado por el contenido explícito que hace alusión a sexo, drogas y armas.

Ahora bien, a Panamá está entrando este género musical, que para muchos no aporta nada al crecimiento musical, pero ya algunos artistas se han montado en el “carrito”. Contactamos a algunos productores del patio para saber su opinión en cuanto al “trap”.

Para el productor Rodney Clark, es un tipo de música complicada con una letra que debería mejorarse.

“A la mayoría de las personas entre los 28 y 30 años de edad para arriba no les gusta, muy poca gente consume eso, prefieren escuchar reguetón del normal u otros géneros, no les quito el derecho a su música, pero esto ha marcado un cambio generacional”, expresó.

La visión del productor Rafita es similar a la de Rodney, pues afirma que este género no se ha pegado, son pocos los temas que han generado los artistas en Panamá.

“Esto siempre lo han generado los estadounidenses, nosotros nos mantenemos haciendo la canela”, dijo.

Según el productor y “manager” de Nando Boom, el “trap” es un género que se está pegando en el país, que toma fuerza cada vez más. “Esto no es nuevo, pero ahora es que está pegado”, indicó.

El productor de la New Wave también está de acuerdo en que el “trap” toma fuerzas en Panamá. “Está pegando en varios países, sus letras son explícitas no hay ninguna canción sin esta letra”, manifestó.

Flex y Joey Montana, en ocasiones anteriores, han dejado claro que el “trap” no es su fuerte, pues si se meten en este género, podrían arruinar su carrera artística.

[ad_2]

Fuente: La Critica