'El Expreso Suizo' toma su ritmo ganador

[ad_1]

Roger Federer destacó, tras ganar ayer su tercer título del año en el Masters 1.000 de Miami, que ya está de vuelta de manera definitiva para lo que resta de temporada.

“Ya no estoy de regreso”, dijo el suizo sobre su gran inicio de temporada, tras ganar al español Rafael Nadal por 6-3 y 6-4.

El tres veces campeón en Miami dijo que la final del Masters 1.000 fue más “ajustada” de lo que refleja el resultado final y que el partido se definió en unos pocos puntos y que la clave estuvo en que lo hizo “algo mejor en los puntos importantes”.

Reconoció que fue “especial” jugar de nuevo una final ante su gran oponente español, al que ganó en su primera final en Miami en 2005 y en el mismo torneo donde un año antes comenzó su histórica rivalidad.

“Salí beneficiado de la confianza” que da ganar el Abierto de Australia e Indian Wells, dijo Federer sobre momentos claves del partido.

[ad_2]

Fuente: Panamá América