El ‘caníbal’ era hombre celoso, según vecinos

[ad_1]

Todo indica que las relaciones de vecindad entre Luz Michell Orocú y las personas que vivían a sus alrededores cambiaron desde la llegada de Juan De Dios Pino Cárdenas, ya que aseguran que la joven se mostraba intimidada cuando se hacía acompañar de su presunto asesino.

Vecinos de la urbanización La Hacienda, próximo a Los Centauros, en el distrito de Bugaba, en la provincia de Chiriquí, dijeron que cuando Luz Michell vivía sola en la residencia que había comprado, se le veía llegar a casa y saludar a los vecinos, sin embargo, aseguran que tras la llegada de su pareja, la joven cambió.

Un vecino que pidió reserva de su nombre explicó como en las tardes acostumbraba estar afuera de su casa cuando Luz Michell pasaba y lo saludaba, pero una vez el joven que hoy figura como su presunto homicida llegó a vivir allí, la joven, al hacerse acompañar de él, prefería agachar la cabeza y evitar saludar.

“Se notaba cómo evitaba hablar, todo indicaba que a él le molestaba que sostuviera conversación con alguien, se notaba que era un hombre celoso”, manifestó el vecino.

 

 

[ad_2]

Fuente: Panamá América