'El Bolillo' pidió cuentas

[ad_1]

La Selección Sub-20 de Panamá quedó fuera del Mundial de Corea del Sur 2017, y durante el partido decisivo frente a los ticos, en el Estadio Nacional Las Sabanas, en San José, llamó la atención que el técnico colombiano Nelson Gallego no pusiera en la titular a sus dos atacantes habituales, Ronaldo Córdoba y Leandro Ávila, autor de tres goles durante el Premundial de la Concacaf.

Los rumores sobre supuestos actos indisciplinarios no se hicieron esperar. La versión sobre que ambos futbolistas habían ido a un McDonald’s fue confirmada por una fuente cercana al combinado nacional, quien, sin embargo, manifestó a 10 Deportivo que “los muchachos solo comieron una hamburguesa”, y que miembros del cuerpo técnico estaban anuentes a ello.

Supuestamente, esa visita al McDonald’s no habría sido del agrado de Gallego.

“Aunque usted no lo crea, el propio ‘Bolillo’ Gómez tuvo que llamar al técnico (Gallego) para preguntarle por qué no había alineado a los delanteros Leandro Ávila y Ronaldo Córdoba en el partido ante Costa Rica, definitorio para clasificar al Mundial”, manifestó la fuente.

Indicó que hubo algunos problemas en el equipo, porque desde un principio se sintió que había algún grado de interés de proyectar a Córdoba, probablemente para favorecer una contratación internacional, pero el plan no prosperó, porque el jugador no brilló como se esperaba.

“Ávila y Córdoba fueron ingresados en el segundo tiempo, pero Leandro fue colocado en una posición que no era su original”, relató nuestro entrevistado, quien negó que jugadores como Ávila y Córdoba estuvieran envueltos en actos de indisciplina durante la concentración, como circuló ayer a través de las redes sociales.

Panamá terminó el Premundial Sub-20 con tres triunfos, todos en la primera fase, una derrota y un empate.

[ad_2]

Fuente: Panamá América