Disfruta tu amigo con derecho

[ad_1]

Tarde o temprano el amor llegará, pero mientras esperamos a que Cupido se acuerde de nosotras, las hormonas no se quedan quietas y deciden no aguantarse. Es allí cuando recurrimos a lo que se conoce como “amigo con derecho”, que no es más que una relación de “cama”, sin involucrar ningún tipo de sentimientos amorosos.

La gran ventaja de contar con un amigo con derecho es disfrutar de encuentros sexuales sin compromisos, ni rendirle cuentas, ni llamadas, ni rollos. ¿Quién ha dicho que tener sexo es malo? Nadie y el que lo diga, pues todavía no sabe de lo que se pierde. Además puedes compartir lo bueno de las dos situaciones: tienes la figura relajada y sin cuestionamientos de un amigo y la picardía y sensualidad de un novio con el que acabas de empezar. Eso sí… Sé sincera contigo misma y no te involucres en una relación de estas si no eres capaz de controlar el sentimentalismo.

La idea es aprovechar y disfrutar sin límites hasta que alguno de los dos desee cambiar para buscar algo diferente, pero si piensas que teniendo un amigo con derecho tu relación de amistad terminará, pues te equivocas porque un estudio realizado en Estados Unidos por el investigador Dr. Heidi Reeder, de la Boise State University, detalla que en 76% de los casos el sexo entre amigos fortalece la amistad.

No le des tantas vueltas al asunto, hay quienes dicen que el sexo fuera de una relación formal lleva a un daño emocional, pero existen reglas para tener un amigo con derecho y salir victoriosas. Aquí te mencionamos algunas para que tengas en cuenta.

Reglas para tener un amigo con derecho:

Es un acuerdo de los dos: Esta primera regla consiste en disfrutar los momentos que tengas con tu amigo con derecho sin pedir nada a cambio, será un acuerdo entre los dos y los sentimientos no tendrán cabida.

No debe de haber celos: Si sabes que tu amigo con derecho es sólo un refugio ante la soledad, no debes de ponerte celosa cuando lo veas en alguna cita o que otra chica le este coqueteando.

Pon límites: Procura no integrarlo a tu rutina diaria, es decir, salir con él y tus amigos. Está situación a la larga involucrará sentimientos.

Imagen:www.masquesalud.com

Por Merlys Crespo

[ad_2]

Fuente: Malltv