Deuda haría peligrar nuestra calidad de vida

[ad_1]

La eliminación de subsidios y la falta de dinero para obras sociales son algunas de las consecuencias que podría afrontar la población panameña si la deuda pública sigue creciendo más que la economía del país.

La deuda pública al 31 de diciembre de 2016 ascendió a $21 mil 601.6 millones de dólares, mostrando así un crecimiento de 6.8%, mientras que el producto interno bruto creció 4.9%, al ascender a $55 mil 187.8 millones.

De acuerdo con un informe del Ministerio de Economía y Finanzas, la deuda representa el 37% del PIB, acercándose al 40%, el tope para que el país pueda seguir contando con el apoyo económico de organismos internacionales, como lo ha hecho hasta ahora para desarrollar proyectos sociales.

Expertos indican que para ser considerado Panamá como un país responsable, debe bajar el monto de la deuda porque la nación se la pasa pagando intereses, cuando ese dinero podría invertirse en actividades productivas.

El economista Olmedo Estrada destacó que de llegar Panamá a aumentar la deuda a más del 40% del PIB, se encenderían las alarmas de que Panamá está por encima de lo permitido para endeudamiento público y denota mucho riesgo para inversiones, como sucedió en Argentina, Brasil y Venezuela.

De llegar a ser insostenible la deuda, entonces entidades internacionales podrían cerrar el crédito a Panamá, poniendo en riesgo los proyectos sociales a los que debe ser destinado el dinero del Gobierno, manifestó el especialista.

Con esto también coincide el economista Juan Jované, quien asegura que de alguna forma, la población es la que tendría que hacer frente a esta deuda a través del pago de impuestos.

Destacó que es una situación no deseable y demuestra que la potencialidad de producción del país es más pequeña.

[ad_2]

Fuente: Panamá América