De Panamá a Augusta

[ad_1]

La naciente historia del Latin America Amateur Championship (LAAC) no incluía playoffs.

Ayer, le correspondió al Club de Golf de Panamá ser testigo de este nuevo capítulo, cuando los chilenos Joaquín Niemann, Toto Gana y el mexicano Álvaro Ortiz terminaron empatados en el primer puesto, con 279 golpes (-1). Fue una final de ensueño, para un torneo que superó todas las expectativas.

En el primer hoyo adicional, el 18, los tres jugadores hicieron el par del campo (4), pero en el siguiente, el 10, ya el destino tenía listo su veredicto.

“Toto” Gana tuvo tiempo de besar la pelota y llevársela al corazón, mientras veía a Ortiz hacer par y a su compatriota Niemann firmar un bogey.

Entonces la gloria estaba a su alcance, en su putter tenía la llave para entrar al prestigioso Augusta National y así lo hizo. Su golpe para birdie fue directo al hoyo y el trofeo del LAAC encontró su camino de regreso a Chile, país de donde salió el primer campeón (Matías Domínguez en 2015) y sede del campeonato del próximo año.

“Fue el mejor golpe de mi vida, en el mejor momento. No lo puedo creer, estoy muy contento por lo que me está pasando, nunca pensé que iba a poder jugar el Masters, hace un par de días no era nadie y ahora voy a jugar el torneo que siempre soñé”, dijo emocionado el jugador de 19 años y número 285 en el Ranking Mundial Amateur.

Como dato curioso, hay que mencionar que un caddie panameño acompañó a Gana durante el torneo.

Óscar Allen, conocido como “Chato” en el mundo del golf, estuvo al lado del nuevo campeón y le dio algunos consejos.

El golfista chileno ahora tendrá la responsabilidad de defender los colores de América Latina desde el 6 abril, fecha en la que comenzará el Masters.

[ad_2]

Fuente: Panamá América