Corrupción política al descubierto

[ad_1]

Amparados en el poder, como si tuviesen patente de corso,  los políticos suelen hacer y deshacer sin pensar que tienen que rendirles cuentas a su patrón, el pueblo,  los votantes. 

 

Sí,  los contribuyentes, que son los que les pagan su salario a aquellos que eligieron para dirigir, ordenadamente, con respeto y acorde con las leyes, al país, tienen todo el derecho a exigir que cumplan su trabajo. Pero, como es propio de la mayoría de los políticos de pacotilla de todo el mundo, poco les importa. Se le ríen al pueblo en la cara y hacen fiesta con las finanzas de los gobernados.

 

En “La cocina de los corruptos”, que está en cartelera en Teatro El Ángel, en Transístmica, se les quita la careta a estos sinvergüenza, oportunistas, descarados, vagos, juega vivo.

 

Más de dos docenas de jóvenes teatristas se encargan de ir develando la trama donde se puede ver que en los personajes que interpretan hay división. Lo  que abunda es la disconformidad, quejas, envidia, abusos, intolerancia, sueños frustrados, descalificación y señalamientos con dedo acusador.

 

Con texto y dirección de Daniel Gómez Nates, este montaje muestra el desorden administrativo, la deshonestidad, mal manejo de la cosa pública, clientelismo, falta de responsabilidad de los funcionarios y otras fallas del sistema y del ser humano, que merecen atención y sanción, porque se han vuelto el pan de cada día en Panamá y el mundo.

 

Conforman el elenco de “La cocina de los corruptos”

 

Agustín Guevara, Ana Balid, Daniela Feijoo, Eslende Burgos, Giovanny Romero, Jennifer De Gracia, Jesús Gutiérrez, Jhonathan Ortíz, Jitzel Sandoval, Juan Barberena, Katherine Smith, Lourdes González, Maribel Borbua, Marichelle “Cheche” Rodríguez, Mauricio Rapon, Milagros Castillo, Nahitsory González, Rommel Gordon, Shine Choy, Valeria Moreno, Yamileth Pérez y Yeritza Duque.

Las funciones son a las 8:00p.m. de martes a domingo, hasta este domingo 22 de enero. 

[ad_2]

Fuente: Panamá América