Conoce las reglas de etiqueta del salón de belleza

[ad_1]

Para muchas es un momento sagrado en la semana; para otras, no es tan común. Sin embargo, ya seas una clienta regular para manos y piel, o solo programes una cita trimestral para mantener tu corte de cabello, hay algunas reglas de etiqueta de la peluquería que debes saber. A continuación, las más importantes.

Guía femenina: reglas de etiqueta de la peluquería

Servicio con propina

Recuerda, no estás comprando un producto como si estuvieras en el supermercado; se trata de un servicio, igual que ir a un restaurante, valet parking u otros. Por eso no puedes omitir el dar propinas. Lo estándar es un 15% del monto total de la factura; pero este puede llegar a 20% si se agrega a la factura directo en caja. En caso que sea por separado, ¿a quién debes incluir?

  • Estilista, o quien haga el corte, secado o aplique el tratamiento solicitado
  • Manicurista
  • Asistentes. Las personas encargadas del lavado y enjuague de rutina, así como los tratamientos.

Ducha y afeitado

Otra de las reglas de etiqueta de la peluquería, en especial si se trata de un salón de uñas, es llegar duchada y con un par de sandalitas en el bolso. No solo es una cuestión de higiene femenina, también el agua caliente retarda el secado del esmalte y lo puede dañar. Tampoco olvides afeitarte, aunque rea rápido… ¡Imagínate lo incómodo de mostrar tus piernas con vellos!

Resfriados

El personal de estos locales hará su mejor esfuerzo para mejorar tu imagen; y en ese proceso trabajarán muy cerca de tu rostro. Por ende, no deberías acudir si estás engripada. Créenos, te lo agradecerán.

Despégate del celular

Sabemos que, a veces, es necesario contestar esa llamada o correo electrónico. Ahora, trata de hacerlo brevemente. Así no molestas a las demás clientas ni a tu asesora ¡su tiempo también vale! Cuando estés lista, tómate los selfies que quieras.

Por María Gabriela Cartaya

Puedes leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela

 

[ad_2]

Fuente: Malltv