Cebolleros deben esperar para saber si sus cultivos se pueden salvar

[ad_1]

Unos ocho días deben esperar los cebolleros que resultaron afectados con la reciente crecida del Río Grande en Penonomé, en Coclé,  para saber si el cultivo inundado se puede salvar.

 

Hace unos días plantaciones de sandía y cebolla se afectaron por las inundaciones, sin embargo los cebolleros de Río Grande y Cerro Zuela aseguran que son los técnicos del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) quienes indican a quién es posible que se salve la producción.

 

Cada productor de cebolla da empleo a más de cinco personas por hectárea y su parcela tiene un costo de unos 8 mil dólares, la mayoría con préstamos del BDA.

 

Luis Ramos, productor de cebolla de Río Grande, dijo que es la primera vez que en pleno verano les sucede esto y por ello le preocupa porque es su inversión la que está en juego.

 

Explicó que aunque la parcela se afectó, y es posible que se salve algo, ya no será igual y el debe pagar las deudas y es por ello que pide apoyo del Mida.

[ad_2]

Fuente: Panamá América