Cebolla importada no debe entrar cuando es el periodo de cosecha

[ad_1]

Los productores de cebolla de Tierras Altas en Chiriquí están alerta debido a las importaciones de este rubro, que se vienen realizando desde los Estados Unidos y que se está comercializando en los mercados nacionales, lo que resta espacio a la cebolla nacional.

En los tres primeros meses del año han ingresado al país 77 mil quintales, según registros a los que ha tenido acceso la Asociación de Productores de la Comunidad de Tierras Altas.

“Si bien existe un tratado con los Estados Unidos, no hay un protocolo bilateral que permita regular la entrada de la cebolla, situación que preocupa, ya que en este momento, los productores nacionales garantizan el consumo nacional de este rubro”, indicó Augusto Jiménez, presidente de la Asociación de productores de la Comunidad de Tierras Altas.

Los productores nacionales estamos garantizando el consumo nacional de los meses de marzo y abril, en los que se estima una producción de 105 mil quintales, de los cuales 62 mil se producen en Tierras Altas y el resto de los 43 mil quintales se producen en Natá y Herrera.

Jiménez señaló que existe la necesidad de que el Gobierno garantice el mercado para la producción nacional, ya que el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) no tiene la capacidad para comprar la producción, y un ejemplo de esto fueron los 8,000 quintales que no les compró a los productores, ocasionando pérdidas que superan los 400 mil dólares.

Aseguró que el costo de producción por hectárea alcanza los 15 mil dólares durante la época de lluvia y unos 11 mil durante la temporada seca.

El presidente de la Asociación, añadió que en estos momentos venden el quintal de cebolla en 38 dólares cuando lo óptimo sería 45 dólares, lo que permitiría sacar los gastos y generar ganancias.

Añadió que los productores no se oponen a las importaciones, siempre y cuando sean planificadas, según la necesidad, y que no ingresen al país cuando es el periodo de cosecha.

Sostuvo que la mayor preocupación para los pro- ductores de cebolla se da durante los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre, cuando se da la cosecha de este producto en Holanda y del cual se importa grandes cantidades, lo que ocasiona pérdidas importantes al sector.

Recordó que la institución que permite las importaciones es la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), por lo cual se requiere la modificación de la ley que la creó para que puedan ser más estrictos en la entrada de productos procedentes de otros países y que pongan en riesgo las condiciones fitozoosanitarias.

Jiménez señaló que es una necesidad que la Comisión de Asuntos Agropecuarios cumpla con los productores y pueda llevar al Pleno la modificación de la ley de la Aupsa y elevar a rango de ley las cadenas agroalimentarias para que se respeten las decisiones que se llegan a tomar en cada uno de los rubros.

Claves

Competencia

En Tierras Altas hay 200 productores de cebolla, quienes aseguran que si no se eleva a rango de ley las cadenas agroalimentarias, el problema de las importaciones seguirá ocasionando problemas a los nacionales para colocar los productos en el mercado. Para Víctor Watts, del Frente Pro Rescate del Sector Agropecuario, el productor necesita más apoyo por parte de las autoridades del sector agropecuario y que se les garantice el mercado local para que la actividad sea más rentable.

Acciones

La Asociación de Productores de Tierras Altas anunció que a partir de la próxima semana volverán a las calles, debido a que vence el plazo que dio la Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Nacional para realizar las reformas a la Aupsa y elevar a rango de ley la cadena agroalimentaria.

[ad_2]

Fuente: Panamá América