Buscan incrementar sembradíos de palma africana en Chiriquí

[ad_1]

Proponen proyecto de Ley No. 392, por la cual se adoptan medidas para proteger, estabilizar e incrementar los sembradíos de la palma africana en Barú, provincia de Chiriquí.

 

Este proyecto de Ley fue aprobado en primer debate en la Comisión de Asuntos Agropecuarios, que preside el diputado, Raúl Pineda.

 

Existen alrededor de 19 mil hectáreas de Palmas Africanas sembradas en el distrito  lo que genera una mano de obra de 6 mil trabajos directos e indirectos, a parte de la generación de impuestos al país, sin embargo, ahora mismo está pasando por una crisis, debido a los bajos precios en la comercialización de la fruta en el mercado y la afectación con una plaga llamada ‘flecha seca’, que ha provocado una merma en la producción de plantaciones.

 

El proyecto de ley tiene como objetivos adoptar medidas fitosanitarias para proteger, sanear y recuperar los sembradíos de Palmas de Aceite, afectadas por la enfermedad denominada ‘flecha seca’, con el propósito de mejorar la productividad, competitividad y desarrollo integral de las actividades en este sector.

 

El diputado Carlos Afú, expresó que los productores del Barú han logrando mantenerse a flote, y que antes el distrito era considerado como la tasa de oro de la provincia chiricana, sin embargo, hoy en día, el gobierno está demorando en los desmontes para la siembra de la Palma Aceitera, lo que pudiera agravarse más la situación de los productores en la región.

 

Por su parte, la ambientalista y vice alcaldesa de la ciudad de Panamá, Raisa Banfield, sostuvo que el problema de la producción aceitera no se resolverá exclusivamente con una legislación, ya que el mismo podría derivar en la contaminación de otros rubros, por tratarse de un monocultivo de una especie exótica, apostando así a la aplicación de la ciencia y la tecnología a fin de poder controlar situaciones que pondría en riesgo la seguridad alimentaria de la región, el cual produce el 40% de los alimentos en el país.

[ad_2]

Fuente: Panamá América