Botox , ¿Para tus axilas?

[ad_1]

Estás tarde y apenas vas saliendo de tu casa. Sabes que se te olvidó algo pero estás en la cola del tranque y no hay vuelta atrás. La ansiedad combinada con un estomago probablemente vacío (no te dió tiempo de desayunar) hace que el sudor no tarde en llegar. Comienzas a pensar que vas a  llegar a tu destino vuelto una sopa y en ese momento te das cuenta de tu trágica realidad: no te pusite desodorante. 

 

¿Suena familiar? Conozco a más de uno que se ha regresado. 

 

La calurosa realidad de nuestro país nos prohibe andar por la vida sin desodorante pero para muchos no es suficiente. Hablo de que aquellos levantan los brazos para revelar un inevitable charco. Aquellos que pasan una vida buscando un desorodante lo suficientemente fuerte como para enmazcarar los olores y al encontrarlo prácticamente contraen matrimonio con esta barra.  Matrimonio que termina en desolución al darse cuenta que con el paso del tiempo pierde su efecto.

 

Sin embargo, la indutría de la belleza trae una solución para los más valientes:

Botox. 

 

Los inyectables siempre han sido tema de conversación. Tienen prácticamente al mundo divido, con una facción que los considera la nueva cara del mal y otra que los sube en el pedestal de los mejores secretos de belleza.

Sin importar lo que opinemos del botox, es sin duda una controversial tendencia a la que inevitablemente han sucumbido muchos en la eterna busqueda de la belleza. 

 

La popular toxina ahora tiene un nuevo lugar favorito: tus axilas. 

 

La descabellada tendencia, como suele suceder, empezó en las celebridades. 

¿Tienes la audición de tu vida y no puedes llegar decepcionar? Botox. 

¿Camino a recebir el galardón que definirá tu carrera? ¿Nervios? Botox.

Porque las famosas pueden correr kilometros para promocionar esas nuevas zapatillas, ¿Pero, sudar? ¡Jamás!

 

Te cuento que la hiperhidrosis es una enfermedad real y se caracteriza por el sudor excesivo de forma crónica. 

Según los expertos, la toxina botulimica simplemente bloquea el niervo para que no llegue a las glanduloas sudoríficas y evita la reación quimica que produce el sudor. El botox ya ha sido aprovada en lugares como en los Estados Unidos para ser utilizada como tratamiento en las axilas. 

 

¿Te interesa? Recuerda consultar con tu médico  antes de someterte a  cualquier tipo de procedimiento inyectable. Para garantizar la efectividad del tratamiento necesitaras de una dosis clínica que podrá ser administrado únicamente por un profesional calificado de la salud. 

 

[ad_2]

Fuente: Mujer.com.pa