Australia limpia y evalúa daños tras el paso de Debbie

[ad_1]

Autoridades y residentes de la costa noreste de Australia comenzaron hoy los trabajos de limpieza y a evaluar los daños tras el paso del ciclón Debbie, que afectó ayer esta zona del país sin que de momento se hayan registrado víctimas.

El Debbie, que tocó tierra en el estado de Queensland con categoría 4 de 5, derribó árboles y postes eléctricos, destruyó edificios e inundó varias zonas de la costa, cortando varias carreteras en las localidades de Bowen, Airlie Beach y Proserpine.
“Ya hemos visto muchos daños estructurales significativos (…) alrededor de la región Whitsunday”, dijo la jefa del gobierno estatal, Annastacia Palaszczuk.
Más de 65.000 personas no tienen electricidad, centenares de residentes de la isla turística Daydream se encuentran sin agua y varias comunidades están incomunicadas, lo que impide que los servicios de emergencia puedan hacer llegar la ayuda necesaria.
Palaszczuk recalcó que la prioridad es despejar las carreteras para llevar la ayuda y restablecer los servicios eléctricos y las comunicaciones, según la agencia local AAP.
La Oficina de Metereología prevé que el temporal causado por el ciclón, que ya fue rebajado a tormenta tropical, se mantenga hasta el viernes con vientos de hasta 120 kilómetros por hora y fuerte oleaje.
Los agricultores de Bowen, Mackay y Townsville, que producen la mayoría de los vegetales de invierno y varias frutas que se consumen en el país, calculan que la región podría haber perdido unos 765 millones de dólares (707 millones de euros), según la cadena ABC.
Las Fuerzas Armadas han desplegado soldados, vehículos y avionetas para asistir a las tareas de recuperación tras el paso del ciclón Debbie, que ha sido declarado como “catástrofe” por el Consejo de Aseguradoras de Australia.
Las autoridades estiman que el Debbie habrá sido el ciclón más potente en afectar Australia desde el Yasi, que en 2011 generó un oleaje que causó numerosos daños en el litoral.

[ad_2]

Fuente: La Critica