Arzobispo Ulloa anuncia vigilia juvenil y XLVII Cita Eucarística

[ad_1]

Con una Gran Vigilia Juvenil y en la Cuadragésima Séptima (XLVII) Cita Eucarística, la Iglesia Católica de Panamá recibirá y presentará oficialmente los signos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ): la Cruz y el Icono de la Virgen María.

El Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta, manifestó que con la llegada de la Cruz y el Icono de la Virgen, continuamos la cuenta regresiva hasta el 2019, cuando nuestro país recibirá a miles de jóvenes del mundo para participar en la Jornada Mundial de la Juventud.

Monseñor Ulloa explicó que se ha querido recibir estos signos en una Gran Vigilia el sábado 13 de mayo, con la participación de jóvenes de las distintas diócesis del país, animados entre cantos y alabanzas hasta llegar al domingo 14 a la celebración de la Cita Eucarística.

La Gran Vigilia Juvenil tendrá lugar en los estacionamientos ubicados detrás de la Arena Roberto Durán, a partir de las 6:30 p.m. En un ambiente de alegría, los jóvenes esperarán la llegada de la cruz y el Icono de la Virgen, que serán traídos desde el templo San Judas Tadeo por los mismos jóvenes que los recibieron hace unas semanas en Roma. Será una peregrinación, presidida por el arzobispo Ulloa, que llegará al lugar de la Vigilia, donde se realizará una feria vocacional, habrá momentos de adoración al Santísimo Sacramento, veneración de la Cruz y la animación de ministerios de música.

Para el domingo 14 de mayo, con el lema “El poderoso ha hecho cosas grandes en mí”, tomado del mensaje del Santo Padre Francisco para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2017, se llevará a cabo la Cita Eucarística, en la que serán presentados oficialmente la Cruz y el Icono, además del logo oficial de la JMJ 2019, seleccionado mediante concurso.

El Comité Organizador de la Cita Eucarística, presidido por el P. Rómulo Aguilar, ha informado que desde las 7:30 a.m. del domingo se realizarán confesiones. A las 8:30 de la mañana se iniciará la celebración con la entrada de la Cruz y el Icono de la Virgen, cargados por jóvenes de todas las diócesis del país, acompañados por los obispos panameños. Además también será entronizada la reliquia de San Juan Pablo II, quien creó la JMJ y fue su principal promotor.

Mons. Ulloa ha solicitado suspender las misas del domingo 14 de mayo en la Arquidiócesis, desde las 7:30 a.m. hasta pasado el mediodía.

Datos de la cruz de los jóvenes

Es conocida como la “Cruz del Año Santo”, la “Cruz del Jubileo”, la “Cruz de la JMJ”, la “Cruz peregrina”. Muchos la llaman la “Cruz de los jóvenes”, porque ha sido entregada a ellos para que la lleven por todo el mundo, a todos los lugares y en todo tiempo. Ésta es su historia:

Era 1984, Año Santo de la Redención, cuando el Papa San Juan Pablo II decidió que tenía que haber una cruz “como símbolo de la fe”.

La Cruz que San Juan Pablo II entregó a los jóvenes

Cerca del altar mayor de la Basílica de San Pedro, donde todos pudiesen verla. Así fue instalada una gran cruz de madera, de una altura de 3,8 m, tal como él la deseaba.

La cruz es de madera simple. En el eje vertical del centro hay una placa metálica, que lleva grabadas las palabras pronunciadas por el Papa San Juan Pablo II el 22 abril de 1984. Al finalizar el Año Santo de la Redención, después de cerrar la Puerta Santa, el Papa entregó esa misma Cruz a la juventud del mundo, representada por los jóvenes del Centro Internacional Juvenil San Lorenzo, en Roma. Éstas fueron sus palabras en aquella ocasión: “Queridos jóvenes, al clausurar el Año Santo os confío el signo de este Año Jubilar: ¡la Cruz de Cristo! Llevadla por el mundo como signo del amor del Señor Jesús a la humanidad y anunciad a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación y redención”.

Los jóvenes acogieron el deseo del Santo Padre y se llevaron la Cruz al Centro San Lorenzo, que se convertiría en su morada habitual durante los períodos en los que aquélla no estuviera peregrinando por el mundo.

Las dimensiones y pesos:

Medidas de la Cruz: 380 cm. x 176 cm. x 25 cm.

Peso de la Cruz: 40 kg.

Medidas de caso: 400 cm. x 39 cm. x 20 cm.

Peso de la caja: 74 kg. Peso total: 114 kg.

Medidas del pedestal: 51 cm. x 45 cm. x 50 cm.

Peso de la base: 15 kg.

Medidas de la caja: 52 cm. x 58 cm. x 65 cm.

Peso de la caja: 31 kg. Peso total: 46 kg.

Icono de la Virgen

El Icono de la JMJ es una copia del icono de madera de la Virgen María, “Salus Populi Romani”, ubicado en la Basílica Santa María la Mayor, en Roma. Este icono, cubierto de plexiglás, se confió a los jóvenes por el Papa San Juan Pablo II el 10 de abril de 2003 y, junto con la Cruz, se toma en todo el mundo como signo del amor de Cristo por la humanidad y la presencia materna de María junto a los jóvenes: “A la delegación que ha venido de Alemania le entrego hoy también el icono de María. De ahora en adelante, junto con la Cruz, este icono acompañará las Jornadas Mundiales de la Juventud. Será signo de la presencia materna de María junto a los jóvenes, llamados, como el apóstol san Juan a acogerla en su vida.” (Angelus, XVIII Jornada Mundial de la Juventud, 13 de abril de 2003). La versión original del icono es custodiada en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma.

Dimensiones: 118 cm. x 79 cm. x 5 cm.

Icono Peso: 15 kg.

Medidas de caso: 136 cm. x 98 cm. x 19 cm.

Peso de la caja: 38 kg.

Peso total: 53 kg.

Es por esta razón que el icono y la Cruz, con su pedestal, son transportados de forma continua en cada país.  Debe tenerse en cuenta que esta Cruz y el Icono no tienen ningún valor artístico o comercial, siendo sencillos y de fabricación reciente. Su valor es exclusivamente espiritual.

[ad_2]

Fuente: La Critica