¡Amarga victoria!

[ad_1]

Panamá sumó ayer sus tres primeros puntos en la Copa Centroamericana 2017 al vencer 2-1 a Nicaragua, en el estadio Rommel Fernández Guitiérrez, pero aún sigue sin convencer por su falta de contundencia y el poco dominio en el terreno.

Los dirigidos por Hernán “El Bolillo” Gómez solo aprovecharon siete minutos (6’ al 12’) del primero tiempo, para fabricar sus dos anotaciones.

Roderick Miller abrió el marcador a los 7’, al rematar el balón dentro del área, producto de un tiro libre que Abiel Arroyo pudo peinar.

Cinco minutos más tarde (12’), Josiel Núñez sentenció el partido con un certero tiro al ángulo derecho del marco.

De ahí en adelante, los istmeños fueron de más a menos frente a un onceno “pinolero” que, sin importar sus limitantes, propuso y provocó un par de ocasiones.

Los nicaragüenses vieron rápido el resultado de su esfuerzo, ya que a los 29’ Bryan García dejó en silencio el coliseo, con una bonita anotación tras un gran pase de Juan “El Iluminado” Barrera.

“El concepto es simple, ganamos y ya. No quiero ser más programa de ustedes (hacia los periodistas críticos). No les voy a dar más de mi plata”, dijo “El Bolillo”, por las críticas que recibió luego del empate ante Belice (0-0).

“Siempre salgo berraco (molesto) de los partidos, ganemos o perdamos. Pero este equipo debió aspirar a más”, destacó el estratega colombiano, quien reveló cuáles son sus objetivos en este torneo.

“La realidad es que estoy viendo jugadores, aquí vamos a seguir hasta donde lleguemos. Hoy (por ayer) fue positivo por muchas cosas”, destacó “El Bolillo”, quien lleva tres años dirigiendo a la Roja.

“Panamá va a jugar muchos partidos de Uncaf, pero aún nos falta en un mundial”, finalizó.

Luego de este resultado, Panamá se enfrentará mañana a Honduras, a partir de las 9:00 p.m.

[ad_2]

Fuente: La Critica