Al menos un muerto y 97 heridos en manifestaciones en Caracas, Venezuela; tanque le pasa por encima a opositor

[ad_1]

Un manifestante se prendió fuego accidentalmente durante fuertes disturbios en una protesta contra el presidente de Venezuela , Nicolás Maduro, en el este de Caracas,  constataron periodistas de la AFP.

El joven, cuyo estado de salud aún se desconoce y quien fue trasladado a un hospital por paramédicos, tomó fuego cuando otro de los manifestantes lanzó gasolina a una motocicleta de la Guardia Nacional.

Los manifestantes, con el rostro oculto por pañuelos y capuchas, habían lanzado cócteles molotov a una tanqueta, que se incendió parcialmente.

Al retroceder la tanqueta, arrastró la motocicleta, que los manifestantes incendiaron al tomarla como un trofeo de guerra. El conductor logró escapar en el confuso incidente.

El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho confirmó que al menos 97 manifestantes resultaron heridos hasta las 4:00 p.m. 

Dentro de los heridos está un manifestante al que una tanqueta de la Guardia Nacional le pasó por encima.

Los enfrentamientos ocurrieron cerca de la Plaza Altamira, en el este de Caracas, hasta donde las fuerzas de seguridad replegaron con gases lacrimógenos a una marcha de miles de opositores que protestaban en la autopista Francisco Fajardo contra la convocatoria de Maduro a una Asamblea Nacional Constituyente.

Apoyados por camiones blindados, militares y policías replegaron con una lluvia de gases y chorros de agua a presión a los manifestantes en la autopista, mientras jóvenes les respondían con piedras y quema de barricadas.

Varios resultaron lesionados, incluidos dos diputados opositores.Mientras tanto, en el centro de la ciudad, adonde las fuerzas de seguridad no dejaron llegar a los opositores, Maduro encabezaba un acto ante miles de seguidores, tras haber entregado al Poder Electoral el decreto de convocatoria al proceso para cambiar la Constitución de 1999 y “profundizar la revolución” del fallecido líder Hugo Chávez (199-2013).

Con información de AP y AFP.

[ad_2]

Fuente: La Prensa