A PELEAR POR LO SUYO

[ad_1]

La llegada de Alberto “Negrito” Quintero a Universitario de Deportes peruano le representa tanto una solución como un lío.

Solución, porque le permitirá jugar casi de inmediato para así tener ritmo suficiente con miras a los partidos de marzo de la hexagonal final de Concacaf, rumbo a Rusia 2018.

Pero al mismo tiempo, su fichaje por el club “crema” le supone un importante inconveniente, por el hecho de que sería él el quinto extranjero de esta escuadra, y en el campeonato local únicamente hay espacio para que alineen a tres de ellos.

El uruguayo Diego Guastavino, el venezolano Arquímedes Figuera, el argentino Diego Manicero y su compatriota Luis “Matador” Tejada serán su competencia.

Tendrá que apretar con todo Quintero debido a que es el último de los refuerzos que se integrará al conjunto inca.

Por lo menos, en principio, parece que sufrirá más que Tejada en la batalla por hacerse con un hueco en el once inicial, ya que no llega con toda la fuerza mediática de la que sí goza “Matador”, quien es una verdadera estrella de este balompié, por su exitoso paso con el Juan Aurich.

El gran punto a favor con el que contaría Quintero es que fue traído para ocupar el hueco que queda en la banda derecha por la marcha al fútbol mexicano de Andy Polo.

Y, pese a que “Negrito” está mucho más acostumbrado a moverse por izquierda, en otras ocasiones ya ha sido probado, con buena nota, por el costado diestro.

El siguiente encuentro que tiene a la vista la U será el de este jueves en contra del Deportivo Capiatá (Paraguay), en el partido de ida de la ronda previa de la Copa Libertadores. No se tiene contemplado que el volante istmeño vea acción en este cotejo.

[ad_2]

Fuente: Panamá América