5 secretos de las japonesas que debes aplicar en tu vida

[ad_1]

1. Mascarilla en la bañera

Las japonesas trabajan entre 10 y 12 horas al día. Aún así el 88 por ciento de ellas dedica entre veinte y treinta minutos a sus cuidados de belleza cada noche. Entre sus productos preferidos están las mascarillas que nutren a la piel. Las encuentras en crema, aunque las más comunes son las físicas que van impregnadas de producto. Las hay para todo el rostro, pero también para la zona del contorno de tiempo o el surco nasogeniano. La tendencia actual es aplicarla mientras se preparan un baño de espuma. En la bañera la dejan actuar y la retiran. Por otra parte, causan furor las mascarillas de ácido carbónico que tienen un efecto efervescente.

 

2. Relax puro

Tokio tiene trece millones de habitantes. Hasta 2025, en Asia habrá más de 220 ciudades con más de un millón de personas. La influyente bloguera japonesa Sayuri Lovelock me contaba que “los jóvenes japoneses de las grandes ciudades necesitan vivir más experiencias para sentirse felices y combatir el estrés urbano”. La nueva tendencia es acudir tras el trabajo o durante el fin de semana a lo que ellos consideran puntos de energía. Correr alrededor del Palacio Imperial o visitar el manantial de Kiyomasa en el templo Meiji, les hace sentirse bien, recargar pilas, y eso se traduce en belleza exterior.

 

3. Protección solar

En la cultura japonesa la piel blanca es sinónimo de belleza. Así que contrario al bronceado que buscamos en Occidente, en Japón las mujeres se protegen mucho del sol para evitar mancharse y perder colágeno y elastina. Para ellas, el protector solar es un producto básico en su ritual de belleza en cualquier época del año.

 

4. Té verde

El té verde y blanco son básicos en su dieta. Tienen un alto contenido de antioxidantes, por lo tanto, ayudan a combatir los radicales libres y el envejecimiento prematuro de la piel. Para empezar a tomarlo, inicia con una o dos tazas al día y después incrementa su consumo. Si tomas café, el té verde, es un excelente sustituto.

 

5. Cuida tu alimentación

No se trata de comer poco sino de saber qué comer. La primera regla de oro de las japonesas es cuidar mucho su alimentación evitando ingerir grasas, azúcares y carnes rojas. En cambio, consumen muchos vegetales y pescados ricos en omegal evitando así los químicos responsables de la inflamación cutánea y previniendo  el envejecimiento de la piel.

[ad_2]

Fuente: Mujer.com.pa