5 preguntas que más responde los sexólogos

ad

[ad_1]

Desde enfermedades, falta de conexión con la pareja y descoordinación con el deseo del otro. Son varios los factores que pueden truncar la satisfacción en la vida íntima de una persona.

Tal vez por temor o hasta vergüenza, alguien podría suponer que no es necesario acudir hasta un especialista para tratar esos asuntos que perturban la sexualidad. Sin embargo, basta investigar un poco para saber que son varios los que llegan hasta las consultas, aquejados de los mismos problemas.

Es por esto que The Huffington Post le preguntó a varios sexólogos estadounidenses cuáles eran los temas que más se repetían entre sus pacientes e hizo una lista de los más comunes. La buena noticia es que la gran mayoría se pueden solucionar con una base sólida de comunicación con la pareja.

Algunos de ellos son:

-Disfunción eréctil: Los problemas masculinos por mantener una erección, suelen ser uno de los temas comunes que los sexólogos norteamericanos ven en sus consultas.

Según señaló el doctor Bruce Berman, la ansiedad es el común denominador que interfiere en la vida sexual de los hombres. “Si el hombre está en una relación comprometida, el tratamiento para esto suelen ser ejercicios graduales de tacto entre el hombre y su pareja, que están diseñados para ayudar al hombre a conectarse físicamente con su pareja sin ningún tipo de presión por funcionar sexualmente”, explicó.

-Falta de sintonía en el deseo sexual con la pareja: En el caso de las mujeres, varias pacientes acuden a consulta preocupadas de su inapetencia sexual.

Tal como señalaron los expertos, se debe descartar que haya problemas físicos al respecto, como que exista dolor durante el acto y que sea eso lo que está condicionando el rechazo, o que la baja de libido se deba a problemas a la próstata –en al caso de los hombres-, u otra enfermedad como diabetes.

Cuando se trata de algo más mental, sus causas podrían ser fatiga crónica o estrés, ya sea por el cuidado de los niños hasta problemas financieros en el hogar.

Otro motivo no menor, es lo bien o mal que está la relación. Según comentó la terapeuta Peg Hurley, “el deseo sexual puede ser muchas veces un barómetro de la salud de la relación”.

-Falta de tiempo para el sexo: Según la lista de problemas frecuentes, la falta de tiempo libre para destinarlo a la sexualidad suele ser una queja común en los consultorios de los especialistas.

Sin embargo, uno de ellos aseguró que “el sexo no es cuestión de tiempo”, explicando que muchas veces, las parejas evitan problemas más graves como eyaculación precoz o falta de autoestima, tapándolos con la excusa de que no encuentran un espacio para los momentos de intimidad con el otro.

-Falta de conexión emocional: Estereotipos e ideas preconcebidas de lo que debe ser la sexualidad, tienen a mucha gente tratando de seguir un guión en su cama, sin estar al tanto de lo que su pareja realmente necesita, en cuanto a ritmo, por ejemplo.

Por otro lado, las distintas etapas de la vida, que incluyen enfermedades, vejez, cambios hormonales por embarazos y hasta menopausia, requieren un ajuste en la sexualidad de la pareja que no se deben pasar desapercibidos.

Sin embargo, el desconocimiento de esto ha hecho que muchos acudan a consultas médicas aquejados de esa falta de intimidad con el otro.

-La infidelidad y/o la decadencia de la vida sexual: Al parecer, no es poco frecuente que lleguen hasta los sexólogos parejas que están al borde del quiebre, debido al descubrimiento de un engaño amoroso o porque la vida íntima está agonizando por un largo historial de insatisfacción sexual.

En ambos casos, los expertos mencionan que se revisa el historial sexual de la pareja: ¿siempre han tenido una vida sexual insatisfactoria? ¿Cuándo cambió? ¿Son cariñosos solo en privado el uno con el otro? ¿Hay una conexión más allá de lo físico?, son algunas de los temas a tratar.

El Mercurio (GDA)

Puedes leer esta nota en EME DE MUJER URUGUAY

[ad_2]

Fuente: Malltv

ad