Tiene amarrado $1 millón 300 mil



Con 21 meses de anticipación a que oficialmente pueda ser un pelotero firmable, el chiricano Reginald Preciado tiene amarrado un acuerdo de palabra de por lo menos un millón 300 mil dólares con un equipo de las Grandes Ligas.

Una fuente que pidió reserva de su nombre aseguró que el pacto se comenzó a tejer en Chihuahua, México, donde Preciado, de solo 14 años, fue uno de los mejores jugadores de Panamá en el Campeonato Panamericano Sub-14.

“Allá en México lo vieron y luego de que el pelotero regresó a Panamá, acá se concretó el acuerdo. Es un equipo de la División Oeste de la Liga Nacional, que además tuvo en su ‘roster’ del equipo grande a un panameño este año”, enumeró la persona, que está muy vinculada al béisbol nacional.

Ante la inquietud, “Crítica” llamó a un buscador de talento de una franquicia que juega en la División Oeste del Viejo Circuito, el “scout” negó la información y además solicitó que por favor no se mencionara al equipo para evitar sanciones internas por lo que él calificó como un rumor. En el 2019 se sabrá si mintió al negar rotundamente el pacto.

Otra fuente con amplios contactos en el béisbol profesional, y que también exigió mantenerlo en anonimato, fue más tajante y aseveró: “Ufff, ese acuerdo de palabra ya tiene más de una semana, eso dalo por hecho”.

Es los corrillos beisbolísticos es de todos conocidos los acuerdos de palabra que se hacen con los peloteros firmables para los 2 de julio de cada año, sin embargo, representantes de los equipos se empeñan en hacer creer que no es así.

El pacto de caballero del tutor o tutora de Reginald Preciado con la franquicia de las Mayores es el más anticipado en Panamá, ya que la firma no se concretará hasta el 2 de julio del 2019, cuando se abra el periodo para fichar a los mejores jugadores con 16 años en esa fecha.

Preciado es un campocorto de 6’4” de estatura que batea a los dos manos y ha vestido la camiseta de Panamá en todas las selecciones de la categoría de 9 y 10 años, 11 y 12, y 13 y 14.

Reginald es hijo del ex primera base del equipo de Chiriquí y del seleccionado nacional Víctor Preciado.

Con su acuerdo de palabra, Reginald se convertirá el panameño con el bono más jugoso de la historia y que superará al del santeño Miguel Amaya con los Cachorros de Chicago por un millón 250 mil dólares en el 2015. Ese pacto igual se hizo con al menos ocho meses de anticipación.

En agosto pasado, el metropolitano Eduardo Vaughan acordó de palabra con los Medias Rojas de Boston por al menos 500 mil dólares para luego del 2 de julio del 2018. La negociación se dio en la ciudad de Cartagena, Colombia, durante el Premundial Sub-15.



Fuente: La Critica