Movimiento social convoca a paro nacional en Guatemala el 20 de septiembre



El movimiento social “Justicia Ya” que surgió en 2015 a raíz de las denuncias de corrupción durante el gobierno de Otto Pérez Molina (2012-2015), preso y procesado por ese delito, convocó a un paro nacional en Guatemala para el próximo 20 de septiembre.

 

En un comunicado, la organización dijo que el momento actual “es una oportunidad para transformar el país” y que “no vamos a ceder estos espacios ni a dejarnos llevar por la desinformación”.

 

“Tenemos derecho a insistir en la esperanza de un futuro mejor, por lo que este miércoles 20 de septiembre iremos a un paro nacional”, anunció.

 

El movimiento dijo que los diputados y las fuerzas de la “impunidad” tienen miedo de los ciudadanos y sus demandas, y por eso “seguiremos insistiendo en la resistencia y en la manifestación pacífica como medio para liberar al país de los grupos de poder que lo han cooptado”.

 

“Justicia Ya” denunció que en la manifestación del pasado viernes en las afueras del Congreso “hubo infiltrados de las mafias que han cooptado al Estado para deslegitimar la protesta ciudadana”.

 

En el Congreso y la Plaza de la Constitución, en el centro histórico de la capital se han realizado protestas pacificas en contra de la corrupción y la impunidad en el país.

 

Grupos de guatemaltecos han pedido la renuncia del presidente del país, Jimmy Morales, denunciado por financiación electoral ilícita durante la campaña de 2015, cuando fue secretario general del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), que lo llevó al poder en enero de 2016 para un periodo de cuatro años.

 

Sin embargo, el pasado lunes los diputados al Congreso rechazaron el desafuero solicitado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público (MP) y decidieron archivar el caso.

 

El movimiento social “Justicia Ya” surgió en 2015 luego que ambas instituciones destapara una red de corrupción denominada “La Línea” dedicada a la defraudación aduanera, que le costó el gobierno a Pérez Molina.

 

El expresidente está en prisión preventiva -septiembre 2015- al igual que la exvicepresidenta Roxana Baldetti -agosto 2015-, acusados de los delitos de caso especial de defraudación aduanera y asociación ilícita, entre otros.



Fuente: Panamá América