Miles sin agua por daño en planta potabilizadora



Unas 30 mil personas en el distrito de David continuaban ayer sin agua potable por segundo día consecutivo debido a problemas que enfrenta la planta potabilizadora de Los Algarrobos en el distrito de Dolega, declaró el director regional del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) en Chiriquí, Yougbert De Puy.

La potabilizadora tiene daños en el sistema de retrolavado de los filtros, especificó De Puy.

“La planta potabilizadora de Los Algarrobos, que suministra de agua al distrito de David, solo está produciendo el 50% de su capacidad, y en la actualidad a las zonas altas de los corregimientos de David y Las Lomas no les está llegando agua; y en las partes bajas llega con poca presión”, dijo el funcionario.

De Puy señaló que los técnicos de la institución trabajan en el daño con el objetivo de restablecer el servicio a los clientes del distrito de David, que son los más afectados.

Ante este problema en el suministro de agua potable, indicó que la institución dispuso el suministro de agua a través de carros cisterna a los centros médicos Ulaps, policlínica Gustavo A. Ros y el Policentro Médico de la Barriada San José y las escuelas primarias de Las Lomas.

Para Amparo Álvarez, es intolerable que el Idaan tome tanto tiempo para reparar un equipo y que no se haya tomado las medidas para tener una segunda pieza para cambiar la dañada y que los técnicos puedan reparar la pieza con calma.

Sostuvo que los gastos son elevados debido a que ha comprado agua para tomar y preparar los alimentos, además, la institución debe tener un plan que les permita una interconexión con otras plantas para evitar dejar la ciudad de David sin el vital líquido.

Recordó que cada vez que ocurre un daño en la potabilizadora, los usuarios del Idaan pagan las consecuencias sin agua.



Entre los trabajos que se realizan en esta planta potabilizadora están el de mejorar el sistema de dosificación, filtración de sedimentos y aumentar la producción actual del líquido.



Fuente: Panamá América