Inicia el regreso de residentes a los Cayos de Florida tras Irma



A medida que los devastados Cayos de la Florida empiezan a recibir a los habitantes que huyeron del huracán Irma, las autoridades advirtieron a los isleños que lleven consigo las provisiones suficientes para mantenerse a sí mismos por un tiempo, dado que nadie sabe cuándo quedarán plenamente restaurados los sistemas de agua potable y de electricidad.

 

“Los Cayos no son lo que ustedes dejaron hace varios días al evacuar. Los servicios de electricidad, drenaje y agua potable son, en el mejor de los casos, intermitentes”, subrayó el alcalde del condado Monroe, George Neugent.

 

Las autoridades reabrieron la carretera 1 en dirección sur hasta Marathon para los residentes, dueños de negocios, cuadrillas para zonas de desastre y camiones de abastecimiento.

 

También anunciaron planes para permitir que el mismo grupo tenga acceso hasta Cayo Hueso.

 

Los esfuerzos de recuperación se encuentran muy avanzados, y el Ejército de Salvación planea ofrecer alimentos para 5,000 personas en Marathon y Cayo Hueso, en lo que para muchos es su primera comida caliente desde que Irma tocó tierra hace casi una semana.

 

Los caminos estaban siendo despejados y se están instalando centros de recuperación en el área para ayudar a los residentes a llenar los documentos para trámites de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), seguros y programas de ayuda para pequeñas empresas. 

 

Los funcionarios no sabían si reabrir las islas o no. Estaban al tanto de que los habitantes estaban desesperados por ver los daños con sus propios ojos, pero les preocupaban las duras condiciones de vida que les esperaban a aquellos que optaran por regresar.

 

Los toques de queda siguen en vigor y los residentes que volvieron han recibido un claro mensaje de las autoridades de los Cayos de que deben ser autosuficientes. Los funcionarios exhortaron a los habitantes a llevar consigo tiendas de campaña, pequeñas unidades de clima artificial, alimentos, agua y medicamentos.

 

Irma arrasó con partes de los Cayos centrales, mientras que Cayo Hueso no resultó muy afectado.



Fuente: Panamá América