Señales de una mujer insegura en la intimidad



Las parejas y los escenarios pueden variar, así que posiblemente no siempre sientas una conexión física o estés de humor para tener relaciones. Sin embargo, si no te diviertes o excitas de forma regular, es posible que el problema no sea la relación… sino TU inseguridad.

El sexo debería ser divertido… pero cuando es objeto de estrés, es obvio que algo anda mal.

NO te mueves

No es broma. Esto sucede… y mucho. Si estás como tronco en una cama, no sólo dejas que tu pareja lo haga todo, sino que denotarás falta de interés y aburrimiento. Si te atrevieras incluso a cometer errores, notarás que el sexo no es tan complejo como parece. Y si empiezas a descubrir más de tu cuerpo, poco a poco aprenderás lo que es el placer.

No te comunicas

Si algo se siente bien y quieres más… ¡dilo! Si algo no está funcionando, es incómodo o te duele, ¡no te calles! Para que el sexo sea placentero y ambos estén cómodos en la recámara, es importante que puedas pedir lo que quieres y recibir retroalimentación. Sin guía o direcciones, es imposible encontrar sincronía.

Nunca pruebas algo nuevo

La vaquerita te gusta y te ayuda a llegar al orgasmo, ¿por qué probar algo nuevo que tal vez no se sienta tan bien? Aunque tu lógica tenga un poco de sentido, es importante que ambos tengan curiosidad y se atrevan a probar cosas nuevas. De otra forma, ¿cómo van a enfrentar la rutina más adelante? El sexo está lleno de tanta variedad, que deberías aprovecharla.

Nunca te masturbas

Si no quieres ir ahí abajo, ¿por qué sólo lo tiene que hacer tu pareja? Si crees que la masturbación es asquerosa e incómoda, es porque no estás al tanto de tu sexualidad… y seguramente jamás disfrutarás mucho del sexo.

Te incomodan las escenas sexuales

¿Cierras los ojos cuando hay escenas sexuales en las películas? Entonces te falta un poco más de seguridad en la cama. A menos de que estés viendo esas pelis con tu familia, no hay razón para sentir vergüenza. Eres una mujer grande. ¡Te mereces el sexo que quieres! Sin pena alguna.

Siempre haces lo mismo

Si tienes una técnica que siempre usas, o una posición que nunca cambias, es posible que seas aburrida en el sexo. Eres predecible, y la gente simplemente se aburre con la rutina. Es hora de que hagas ciertos cambios. No sólo aprenderás más de ti misma y tu placer, sino que podrías encontrar cosas nuevas y más placenteras.

Por Andrea Bouchot

Puedes leer esta nota en Eme de Mujer México

 



Fuente: Malltv