Palacios fustiga a sus leones tras recibir paliza de 1-7



Plaza Amador ha sufrido anoche una goleada de escándalo frente al Olimpia de Honduras, en el Rommel. Los catrachos se impusieron 1-7 a los placinos, que quedaron prácticamente fuera de la Liga Concacaf. El once dirigido por Jairo Palacios fue una verdadera cómica. Un felino inútil en la cancha. Palacios culpó a los jugadores por el resultado.

“Tuvimos una porquería de actitud”, dijo. “Esto va traer consecuencias bien graves para los jugadores”, acotó.

“No estoy desmeritando el trabajo del Olimpia, pero estoy por pensar que aquí pasó algo diferente”, manifestó Palacios, quien dejó en el ambiente interrogantes respecto a que algunos jugadores hayan participado en un hipotético amaño del partido.



Fuente: La Critica