300 mil viviendas dañadas por terremoto en los estados de Chiapas y Oaxaca



 

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, estimó este viernes que hay 300.000 personas cuyas viviendas han sido dañadas en los estados de Chiapas y Oaxaca por el sismo que golpeó el país el pasado 7 de septiembre, y que ya hay 120 empresas que han expresado su intención de ayudar en la reconstrucción.

 

El mandatario viajó al sureño estado de Chiapas para dar seguimiento a las tareas de apoyo tras el terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter, que hasta el momento ha dejado 98 muertos. En un mensaje a los medios en el municipio de Chiapa de Corzo, Peña Nieto dijo que a lo largo de esta semana ha habido un “gran despliegue” de todos los órdenes de gobierno para garantizar los servicios básicos de la población afectada, lo cual era el objetivo prioritario.

 

Las autoridades terminarán el fin de semana un censo que permitirá saber con certeza cuántos domicilios han sido perjudicados total o parcialmente, pero con los datos que se tienen recabados hasta el momento “estimamos que será de 200.000 personas damnificadas en el caso de Chiapas y de 100.000 en el caso de Oaxaca”, aseveró.

 

Tras el terremoto, comentó Peña Nieto, inicialmente se reportó la cifra de 200.000 personas afectadas en Chiapas y 800.000 en Oaxaca. No obstante, parte de estos damnificados sufrían problemas de “suministro de energía eléctrica y abasto de agua potable” que han ido resolviéndose.

 

Para ello, 120 empresas ya han manifestado su intención de unirse a los esfuerzos de reconstrucción de las viviendas, respondiendo así a un llamado esgrimido por las autoridades federales estos últimos días apelando a la “solidaridad” del sector privado, especialmente de las firmas constructoras.

 



Fuente: Panamá América