En el Malecón de La Habana temen desplome de sus edificios tras Irma



 

Las personas que viven en casas y edificios situados en el célebre Malecón de La Habana temen estos días que sus ya de por sí deterioradas viviendas no resistan en pie tras el dañino paso del huracán Irma por las costas cubanas el pasado fin de semana y pidieron hoy ayuda a las autoridades.

 

“Hace ya cuatro días que estamos durmiendo en la calle, (el huracán) acabó con la casa, las cosas las tengo reventadas, los gusanos están caminando por las paredes, ya no puedo más”, afirmó a Efe Tayli Pérez, quien pidió que alguien “se haga cargo de esto”.

 

La mujer vive con su hijo de cinco años, que padece asma crónica, en un edificio en muy mal estado que quedó aún peor por los vientos huracanados y las inundaciones costeras que Irma causó en la capital cubana, a pesar de que no llegó a golpear directamente la ciudad.

 

Junto con otra vecina del edificio que también tiene un hijo menor, Pérez estaba apostada a las desvencijadas puertas de su casa, donde el viento y el mar “tumbaron una pared” y provocaron que en la casa penetrara agua de fosas fecales.

 

“Voy a poner la cama en el medio del Malecón, que no pueda pasar el tráfico (…). Hace una bola de años que estamos aquí esperando que nos den casa y al final pasa el tiempo y se nos va a caer el edificio arriba, ya no aguantamos más, estamos dispuestos a cualquier cosa”, aseguró.

 

Y agregó que durante el huracán también fueron víctimas de robos por parte de “personas que se aprovecharon de las desgracias de otros”. Cientos de vecinos del Malecón y sus zonas aledañas fueron evacuados el pasado sábado en previsión de los vientos de tormenta tropical y las inundaciones que podían causar en la zona las bandas exteriores del huracán Irma, lo que finalmente sucedió.

 

De las diez muertes que causó el paso de Irma por Cuba, siete sucedieron en La Habana, cinco de ellas por derrumbes de viviendas que sus propietarios no quisieron desalojar.



Fuente: Panamá América