¡Ya es ley pago de XIII mes!



Los diputados aprobaron en tercer debate el proyecto que permitirá pagar $366 millones a 613 mil 683 extrabajadores por 12 partidas del décimo tercer mes adeudadas desde 1972 a 1983, más el interés devengado por el periodo de doce años a una tasa de 3%.

El desembolso será con Certificados de Pago Negociables (Cepadem), que serán documentos negociables. Los certificados correspondientes a los años 1972, 1973 y 1974 serán pagaderos el 15 de octubre de 2019 o al día siguiente hábil. Los correspondientes a los años 1975, 1976 y 1977 serán pagaderos el 15 de octubre de 2020 o al día siguiente hábil.

En cuanto a los correspondientes a los años 1978, 1979 y 1980, serán pagaderos el 15 de octubre de 2021 o al día siguiente hábil. Los certificados correspondientes a los años 1981, 1982 y 1983 serán pagaderos el 15 de octubre de 2022 o al día siguiente hábil.

El Cepadem se puede hacer efectivo a partir del 1 de diciembre mediante cambio en los bancos estatales con tasas de descuento razonable para no afectar mucho a los tenedores de los documentos. No se descarta tampoco que la Caja de Seguro Social compre los certificados.

La normativa busca hacerle frente al total de la deuda en un periodo de cuatro años (2019-2022), pero se pueden negociar antes, pero con tasas de descuentos, es decir, el beneficiario no recibirá el 100% del Cepadem.

En el Cepadem se incorpora el nombre del beneficiario, el monto por recibir y la fecha de vencimiento. Se permite su transferencia mediante endoso.

El Ministerio de Economía y Finanzas establecerá un centro de información sobre el Cepadem e iniciará una campaña de divulgación sobre el mismo. El MEF trabaja en el diseño de una estrategia adecuada para la entrega de estos.

El proyecto garantiza que los familiares, en el caso de que el beneficiario haya fallecido, puedan tener un sistema rápido de cobro, nada de juicio de sucesión. Se consignará de acuerdo con el certificado de defunción o el certificado de matrimonio. Si han fallecido los dos, entonces se les otorgará a los hijos, los cuales deben presentar dichos documentos para la certificación.

En el medio del debate, salió a flote que la Caja de Seguro Social debe proporcionar la base de datos y la información  que se tiene es que solo cuentan con las referencias de unos 200 mil trabajadores de  los 613 mil 683 beneficiados.

El ministro Alemán expresó que el Banco Nacional adquirirá una suma importante de dinero en concepto de Cepadem con tasas de descuentos razonables para no perjudicar a los tenedores de los documentos.

La Ley 15 de 2017 crea además el fondo especial para el pago de los derechos reconocidos, cuya fuente de ingreso comprende los dineros comisados y el producto de la venta de los bienes muebles e inmuebles bajo esta misma categoría, en los casos de condenas por delitos contra la administración pública.

Los certificados también se podrán utilizar para la cancelación de créditos hipotecarios contraídos en el Banco Hipotecario Nacional, la Caja del Seguro Social, la Caja de Ahorros y el Banco Nacional de Panamá, en morosidades registradas hasta el 31 de diciembre de 2016.

Lo extraño de todo es que cuando el mandatario Juan Carlos Varela sancionó el 10 de abril el proyecto de ley 461 de 10 de abril, sobre el mismo tema, se expresó que eran 180 mil los beneficiarios y el desembolso sería de $180 millones.



Fuente: La Critica