Semana 38: Ya es hora de prepararse



En esta semana ya podemos afirmar que el bebé está preparado para vivir fuera del útero. Mide aproximadamente 50 centímetros y su peso se encuentra entre los 3 kilos.

Como ya está próximo su nacimiento, se produce un incremento de sus niveles hormonales, que contribuirán a mantener los niveles de presión sanguínea y glucosa después del parto y sus movimientos respiratorios aumentan.

Se ha desarrollado el tono muscular, aunque los miembros superiores e inferiores continúan flexionados. Su piel es lisa y suave, blanquecina o sonrosada. El cabello es más largo y grueso. Las uñas de las manos sobrepasan la punta de los dedos.

Sus intestinos están llenándose de meconio, que es la primera material fecal del bebé y se forma a partir de las sustancias que ha tragado.

El meconio se presenta de color negro durante las primeras evacuaciones del bebé, luego se va tornando verde, hasta que finalmente las heces toman un color normal.

Tu útero está empezando a descender, por lo que sentirás gran alivio en algunas de las molestias asociadas al gran tamaño del útero de las semanas anteriores.

Debes mantenerte atenta a las señales que indican la llegada de tu bebé. Si posees contracciones cada 5 o 10 minutos, presentas sangrado o pérdida de líquido amniótico, consulta a tu médico para que te evalúe e indique si el momento tan esperado ha llegado.

Puesto que sólo el 5% de los bebés nacen en la fecha probable de parto, es importante estar preparada unas semanas antes. Así que si aun no has hecho tu maleta, es el momento adecuado para hacerlo.

Ya es hora de preparar las cosas que llevarás al hospital. Si aún no lo has hecho, éste es un buen momento para empacar todo. Haz una lista para que no dejes nada importante por fuera. Consulta con familiares o amigas que debes llevar al hospital. Tu doctor o una enfermera también podrían ayudarte.

Puedes leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela



Fuente: Malltv