Prisión preventiva para 26 miembros de red ligada a MS13



Un tribunal especializado de San Salvador decretó hoy prisión preventiva e instrucción para 26 de 27 miembros de una red de lavado de dinero de la Mara Salvatrucha (MS13), procesados por los delitos de homicidios y agrupaciones terroristas.

La jueza del caso argumentó que la medida fue tomada porque “no es prudente que los implicados continúen el proceso judicial que enfrentan con medidas sustitutivas a la prisión preventiva por lo complicado del caso y por el inminente riesgo de fuga de los mismos”.
De los 27 procesados, solo uno continuará con el proceso en libertad condicional, tendrá que asistir al juzgado cada 15 días, no podrá salir del país y debe pagar una fianza de 3.000 dólares, según la resolución de la letrada.
Durante la lectura del dictamen, la jueza instructora se declaró incompetente de llevar este proceso y remitió el mismo al Juzgado Especializado de Santa Ana, porque “los hechos que se les imputan a los procesados fueron perpetrados en ese lugar (Santa Ana)”, localidad en la que también fueron capturados.
Los procesados fueron arrestados el pasado viernes junto a otras 75 personas durante un operativo denominado Tecana. Por la complejidad del caso, el proceso fue dividido en dos y el resto de implicados está siendo juzgado por los delitos de tráfico de objetos prohibidos, organizaciones terroristas y lavado de dinero.
Los más de 70 implicados conocerán este miércoles, día 13, a las 14.00 hora local (20.00GMT), si su proceso pasa a la etapa de instrucción y si ellos lo afrontarán en prisión preventiva o libertad condicional.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Ataque afuera de un estadio deja 7 muertos en Afganistán

La audiencia inicial en su contra inició el lunes pero, debido a que la jornada fue “extensa por lo complejo del caso”, fue aplazada y reanudada este miércoles a las 9.00 hora local (15.00 GMT).
Según la investigación de la Fiscalía, los miembros de esta red habrían lavado aproximadamente 1.900.000 dólares, los cuales eran distribuidos en los establecimientos comerciales que tenían en el occidente del país (Santa Ana).
Esta estructura era liderada por el pandillero César Larios, alias “Greñas”, quien residía en Los Ángeles, Estados Unidos, y que el pasado julio fue deportado a El Salvador para ser procesado por diversos delitos.
El Salvador es asediado por la MS13, que Estados Unidos busca erradicar, el Barrio 18 y otras pandillas minoritarias que poseen más de 600 grupos en todo el país y a las cuales el Gobierno atribuye la mayoría de los crímenes.



Fuente: La Critica