Pese a recomendación médica, mandan a Cucalón a prisión



La jueza Agueda Rentería, del Juzgado Primero del Circuito de lo Penal, ordenó ayer el traslado del exdirector de la Dirección General de Ingresos Luis Cucalón, quien estuvo hospitalizado en el Hospital Punta Pacífica, a la cárcel El Renacer, haciendo caso omiso de una serie de recomendaciones hechas por esta clínica privada y los propios médicos de Medicatura Forense.

Sobre el exdirector de la DGI pesa una detención preventiva por un caso de presunta corrupción, pero ha estado cumpliendo esa detención preventiva en el hospital debido a un complicado cuadro de salud. Cucalón fue trasladado ayer mismo.

El 7 de septiembre, la doctora Suzanne Desirée Villalaz Santa, médico de cabecera de Cucalón, notificó a la jueza Rentería que el paciente puede ser manejado fuera del hospital, pero solo “en un ambiente controlado como podría ser acondicionado en su residencia”, no en un centro penitenciario, “ya que eso representaría un riesgo muy grave en detrimento de su salud e incluso llevar a su fallecimiento si no es atendido en un tiempo prudencial”.

“El Sr. Luis Cucalón debe ser enviado a su hogar, ya que solo con los cuidados adecuados, cama especial para su problema respiratorio y de columna vertebral, el tanque y los equipos necesarios para la administración de oxígeno, la alimentación adecuada y en horario regular, y la toma de los medicamentos en las horas fijas asignadas a cada uno por los especialistas en el momento de su evaluación, el paciente podría mantener la condición estable que mencionan los médicos legales en el Oficio N.°383-CML”.

Los antecedentes de salud de Cucalón abarcan enfisema pulmonar, hipertensión, trastorno mixto de ansiedad y depresión, depresión severa con trastorno del sueño, glaucoma crónico, herniación de disco lumbar, úlcera gástrica, hiperplasia prostática benigna, hernia inguinal izquierda, enfermedad diverticular del colon, ausencia quirúrgica de la vesícula biliar e hígado graso que condiciona hiperlipidemia mixta, y capsulitis adhesiva severa en el hombro izquierdo.

Además, detalló 16 diferentes medicinas que Cucalón debe tomar regularmente para tratar sus dolencias.

La doctora advirtió que “en el momento en que se encuentre en un ambiente inadecuado, hostil, sin oxígeno suplementario, con alimentación deficiente, entre otras limitantes encontradas dentro de un centro penitenciario, el paciente tendrá múltiples complicaciones y recaídas de sus patologías crónicas respiratorias, gastrointestinales y psiquiátricas”.

“Sin duda tendría que ser trasladado a los centros hospitalarios de manera regular y en horarios inesperados y pasaría a una condición de gravedad estable, inestable o incluso de extrema gravedad, hasta posiblemente su muerte”, sostuvo.

Carmen Boyd, vocera de la familia Cucalón, señaló que “los familiares responsabilizan directamente a la jueza Rentería por la seguridad y salud de su familiar”, destacando que su decisión fuera de todo principio jurídico viola los derechos constituidos en la Carta Magna y los derechos humanos.

El próximo 18 de septiembre está prevista la audiencia preliminar contra el exfuncionario, que fue acusado por el empresario Cristóbal Salerno, propietario de la empresa Cobranzas del Istmo, de recibir supuestamente 5.8 millones de dólares en comisiones ilegales.

Además de Cucalón y Salerno, en este caso están involucrados otros cuatro trabajadores de la empresa Cobranzas del Istmo: Magaly Ramos, María Alessandra Salerno, Edgardo González e Irasema Sánchez.

Cucalón también es investigado por un caso de supuesto abuso de autoridad en el que incurrió cuando ocupaba el cargo público.



Fuente: La Critica